f

Get in on this viral marvel and start spreading that buzz! Buzzy was made for all up and coming modern publishers & magazines!

Fb. In. Tw. Be.
Image Alt

Narcofosas en Guanajuato: el legado de “El Marro”

Narcofosas en Guanajuato: el legado de “El Marro”

Los más recientes hallazgos de fosas clandestinas en Salvatierra y Cortazar, presumen que siguen aumentando el número de cuerpos recuperados.

Salvatierra

El municipio es un pequeño enclave en la zona de Guanajuato, el cual vive una guerra entre cárteles desde hace un par de años. La región, actualmente es controlada por el Cártel Jalisco Nueva Generación; anteriormente esta zona era dominada por el grupo rival el Cártel Santa Rosa de Lima y su líder José Antonio Yépez Ortíz, mejor conocido como “El Marro”.

Como es sabido, el Marro controlaba la mayoría de los negocios ilegales en la entidad el Bajío, en Salvatierra lo hizo entablando relación con el gobierno municipal. De acuerdo con el analista y experto en seguridad David Saucedo, en una columna de opinón en el medio Portal Bajío, menciona que através de intimidaciones, amenazas y sobornos los policías regionales accedieron a trabajar para el Cártel Santa Rosa de Lima (CSRL).

El CSRL, como toda roganización criminal, requirió centros logísticos de almacenamiento de droga y huachicol, casa de seguridad, vehículos, armas y equipo táctico, y un sitio dónde desechar a quienes asesinaban, es decir, fosas clandestinas.

Debido a la duración de la guerra entre estos 2 grandes grupos criminales, el Marro se vio en la necesidad de establecer diferentes cementerios clandestinos donde desechar los cuerpos o restos de sus enemigos. De acuerdo a Saucedo, los habitantes del Salvatierra muchas veces pidieron ayuda a las autoridades municipales, sin embargo, nunca intervinieron, no por incopetencia, sino por complicidad.

Los narcocementerios no suelen estar en lugares apartados o inaccesibles. Suelen estar dentro de zonas urbanas o en sus inmediaciones debido a que pueden vigilarlos y acceder a ellos con facilidad. Pero sobre todo a que pueden montar una red de halconeo y vigilancia para poder realizar la tortura y ejecución de sus víctimas sin ser molestados. Las policías municipales de Salvatierra conformaron anillos de protección de sus respectivos narcocementerios. Por eso nunca se ‘dieron cuenta’ a pesar de tenerlos debajo de sus narices. En realidad, los estaban cuidando”, describe Saucedo.

En el último comunicado de los cuerpos recatados en Salvatierra es de 76 personas sepultadas de manera clandestina.

Cortazar

En el municipio de Cortazar, a 33 kilómetros de Salvatierra, también se han encontrado numerosos cuerpos enterrados de forma clandestina, los cuales corresponden, según los analistas, al tiempo en el que el CSRL comenzaba a corbar fuerza en la entidad.

David Saucedo, advierte que el portafolio de víctimas de la organización criminal local es mixta, es decir, …

“Hay civiles inocentes (comerciantes extorsionados e hijos de profesionistas secuestrados con fines económicos, propietarios asesinados, jóvenes y mujeres) e integrantes de bandas rivales en sus narcofosas. En general en las narcofosas del CJNG suele haber solo combatientes propios o del enemigo”.

En ambos municipios y los circundantes, la violencia no es tanta como el las grandes ciudades de la entidad, por lo que los cárteles sólo necesitaron hacer cementerios ilegales pequeños, no como los reportados y encontrados en Irapuato, Celaya o Salamanca, donde el número de homicidios dolosos sigue rompiendo records conforme pasa el tiempo.

*Con información y fotografía de Infobae

Post a Comment